STPI Bina Insan Mulia

Cierto es que nuestro Divino Redentor fue crucificado más por la interior vehemencia de su amor que por la violencia exterior de sus verdugos: su sacrificio voluntario es el don supremo que su Corazón hizo a cada uno de los hombres, según la concisa expresión del Apóstol: «Me amó y se entregó a sí mismo por mí» [77]. Pont. HAURIETIS AQUAS. 48, 5: ed. Miserentissimus Redemptor: AAS 20 (1928) 177 s. Decr. PDF 8.5 x 14 Layout "THE MYSTERY OF GOD" By encouraging devotion to the Heart of Jesus, the Encyclical Haurietis Aquas exhorted believers to open themselves to the mystery of God and of His love and to allow themselves to be transformed by it. Leon. Read reviews from world’s largest community for readers. Entre tanto, animados por dulce esperanza, y como gustando ya los frutos espirituales que copiosamente han de redundar —en la Iglesia— de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, con tal de que ésta, como ya hemos explicado, se entienda rectamente y se practique con fervor, suplicamos a Dios quiera hacer que con el poderoso auxilio de su gracia se cumplan estos nuestros vivos deseos: a la vez que expresamos, también la esperanza de que, con la divina gracia, como fruto de las solemnes conmemoraciones de este año, aumente cada vez más la devoción de los fieles al Sagrado Corazón de Jesús, y así se extienda más por todo el mundo su imperio y reino suavísimo: «reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz» [126]. Como prenda de estos dones celestiales, os impartimos de todo corazón la Bendición Apostólica, tanto a vosotros personalmente, venerables hermanos, como al clero y a todos los fieles encomendados a vuestra pastoral solicitud, y especialmente a todos los que se consagran a fomentar y promover la devoción al Sacratísimo Corazón de Jesús. Venerable Brethren, Greeting and the Apostolic Benediction. [99] Cf. Luego, cuando adoramos el Corazón de Jesucristo, en él y por él adoramos así el amor increado del Verbo divino como su amor humano, con todos sus demás afectos y virtudes, pues por un amor y por el otro nuestro Redentor se movió a inmolarse por nosotros y por toda la Iglesia, su Esposa, según el Apóstol: «Cristo amó a su Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola con el bautismo de agua por la palabra de vida, a fin de hacerla comparecer ante sí llena de gloria, sin mancha ni arruga ni cosa semejante, sino siendo santa e inmaculada» [87]. Al contrario, una ferviente devoción al Corazón de Jesús fomentará y promoverá, sobre todo, el culto a la santísima Cruz, no menos que el amor al augustísimo Sacramento del altar. Ephes. Este hecho, que se debe reconocer abiertamente, no nos ha de admirar ni puede en modo alguno hacernos dudar de que el amor de Dios a nosotros —razón principal de este culto— es proclamado e inculcado tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento con imágenes con que vivamente se conmueven los corazones. cit. Por lo cual, siguiendo el ejemplo de nuestro inmediato antecesor, queremos recordar de nuevo a todos nuestros hijos en Cristo la exhortación que León XIII, de i. m., al expirar el siglo pasado, dirigía a todos los cristianos y a cuantos se sentían sinceramente preocupados por su propia salvación y por la salud de la sociedad civil: «Ved hoy ante vuestros ojos un segundo lábaro consolador y divino: el Sacratísimo Corazón de Jesús... que brilla con refulgente esplendor entre las llamas. It is a devotion to love, the love which led Christ to the cross of Calvary, and beyond to the sanctification of the members of His Mystical Body. Por consiguiente, del tributar culto religioso a las imágenes de Cristo no resulta un culto de latría diverso ni una virtud de religión distinta» [106]. Sin embargo, el hecho de que el Verbo de Dios tomara una verdadera y perfecta naturaleza humana y se plasmara y aun, en cierto modo, se modelara un corazón de carne que, no menos que el nuestro, fuese capaz de sufrir y de ser herido, esto, decimos Nos, si no se piensa y se considera no sólo bajo la luz que emana de la unión hipostática y sustancial, sino también bajo la que procede de la Redención del hombre, que es, por decirlo así, el complemento de aquélla, podría parecer a algunos «escándalo y necedad», como de hecho pareció a los judíos y gentiles «Cristo crucificado» [41]. enc. De otra manera no hubiera podido sanar lo que no asumió» [49]. theol. … HAURIETIS AQUAS PDF - Haurietis aquas (Latin: "You will draw waters") is a landmark encyclical of Pope Pius XII on devotion to the … Estamos persuadidos de que estas nuestras reflexiones, dictadas por la enseñanza misma del Evangelio, han mostrado claramente cómo este culto se identifica sustancialmente con el culto al amor divino y humano del Verbo Encarnado, y también con el culto al amor mismo con que el Padre y el Espíritu Santo aman a los hombres pecadores; porque, como observa el Doctor Angélico, el amor de las tres Personas divinas es el principio y origen del misterio de la Redención humana, ya que, desbordándose aquél poderosamente sobre la voluntad humana de Jesucristo y, por lo tanto, sobre su Corazón adorable, le indujo con un idéntico amor a derramar generosamente su Sangre para rescatarnos de la servidumbre del pecado [94]: «Con un bautismo tengo que ser bautizado, y ¡qué angustias hasta que se cumpla!» [95]. HAURIETIS AQUAS PDF - Haurietis aquas (Latin: "You will draw waters") is a landmark encyclical of Pope Pius XII on devotion to the … Para todos los católicos, esta verdad es indiscutible. 7. 13, lect. HAURIETIS AQUAS PDF - Haurietis aquas (Latin: "You will draw waters") is a landmark encyclical of Pope Pius XII on devotion to the … Porque la ley fue dada por Moisés, mas la gracia y la verdad por Jesucristo han venido» [27]. [38] Conc. Por lo tanto, no es justo decir que la contemplación del Corazón físico de Jesús impide el contacto más íntimo con el amor de Dios, porque retarda el progreso del alma en la vía que conduce directa a la posesión de las más excelsas virtudes. Encyclique Haurietis Aquas du Pape Pie XII sur le Culte du Sacré Coeur de Jésus. Rom. 24. a. De cuanto hemos expuesto hasta ahora aparece evidente, venerables hermanos, que en los textos de la Sagrada Escritura, de la Tradición y de la Sagrada Liturgia es donde los fieles han de encontrar principalmente los manantiales límpidos y profundos del culto al Corazón Sacratísimo de Jesús, si desean penetrar en su íntima naturaleza y sacar de su pía meditación sustancia y aumento para su fervor religioso. theol. [79] Sum. Cordis Iesu. Nos referimos al decreto de la Sagrada Congregación de Ritos del 23 de agosto de 1856, anteriormente mencionado, por el cual nuestro predecesor Pío IX, de i. m., acogiendo las súplicas de los Obispos de Francia y de casi todo el mundo católico, extendió a toda la Iglesia la fiesta del Corazón Sacratísimo de Jesús y prescribió la forma de su celebración litúrgica [100]. Nada, por lo tanto, prohíbe que adoremos el Corazón Sacratísimo de Jesucristo como participación y símbolo natural, el más expresivo, de aquel amor inexhausto que nuestro Divino Redentor siente aun hoy hacia el género humano. El Espíritu Paráclito, por ser el Amor mutuo personal por el que el Padre ama al Hijo y el Hijo al Padre, es enviado por ambos, bajo forma de lenguas de fuego, para infundir en el alma de los discípulos la abundancia de la caridad divina y de los demás carismas celestiales. Así, por ejemplo, se distinguieron por haber establecido y promovido cada vez más este culto al Corazón Sacratísimo de Jesús: san Buenaventura, san Alberto Magno, santa Gertrudis, santa Catalina de Siena, el beato Enrique Suso, san Pedro Canisio y san Francisco de Sales. Leon. Ciertamente, el odio contra Dios y contra los que legítimamente hacen sus veces es el mayor delito que puede cometer el hombre, creado a imagen y semejanza de Dios y destinado a gozar de su amistad perfecta y eterna en el cielo; puesto que por el odio a Dios el hombre se aleja lo más posible del Sumo Bien, y se siente impulsado a rechazar de sí y de sus prójimos cuanto viene de Dios, une con Dios y conduce a gozar de Dios, o sea, la verdad, la virtud, la paz y la justicia [117]. En efecto, el misterio de la Redención divina es, ante todo y por su propia naturaleza, un misterio de amor; esto es, un misterio del amor justo de Cristo a su Padre celestial, a quien el sacrificio de la cruz, ofrecido con amor y obediencia, presenta una satisfacción sobreabundante e infinita por los pecados del género humano: «Cristo sufriendo, por caridad y obediencia, ofreció a Dios algo de mayor valor que lo que exigía la compensación por todas las ofensas hechas a Dios por el género humano» [30]. Si «la devoción —según el tradicional concepto teológico, formulado por el Doctor Angélico— no es sino la pronta voluntad de dedicarse a todo cuanto con el servicio de Dios se relaciona» [111], ¿puede haber servicio divino más debido y más necesario, al mismo tiempo que más noble y dulce, que el rendido a su amor? [122] Litt. Leon. Laetamur admodum "We are most pleased" Renewing Exhortation for Prayers for … De hecho, siempre hubo almas especialmente consagradas a Dios que, inspiradas en los ejemplos de la excelsa Madre de Dios, de los Apóstoles y de insignes Padres de la Iglesia, han tributado culto de adoración, de gratitud y de amor a la Humanidad santísima de Cristo y en modo especial a las heridas abiertas en su Cuerpo por los tormentos de la Pasión salvadora. León. [81] 3, 66, 3 ad 3: ed. Miserentissimus Redemptor: AAS 20 (1928) 167. Innsbruck, 1885, tomo 1, 167. 31. Sagrado Corazón, símbolo del amor de Cristo. Enc. En El hay que poner toda nuestra confianza; a El hay que suplicar y de El hay que esperar nuestra salvación» [121]. Annum Sacrum: AL 19 (1900) 71 s. Decr. Y San Basilio, el primero de los tres Padres de Capadocia, afirma que los afectos sensibles de Cristo fueron verdaderos y al mismo tiempo santos: «Aunque todos saben que el Señor poseyó los afectos naturales en confirmación de su verdadera y no fantástica encarnación, sin embargo, rechazó de sí como indignos de su purísima divinidad los afectos viciosos, que manchan la pureza de nuestra vida» [44]. For several years, St. Michael’s Depot included these documents. 4, ep. 3, n. 3712. Leon. 11 (1903) 464. «Beberéis aguas con gozo en las fuentes del Salvador» [1]. E igualmente claro es, y en un sentido aún más profundo, que este culto exige ante todo que nuestro amor corresponda al Amor divino. [15] Conc. 2.ae 2, 7: ed. En efecto, el Verbo de Dios no ha tomado un cuerpo ilusorio y ficticio, como ya en el primer siglo de la era cristiana osaron afirmar algunos herejes, que atrajeron la severa condenación del apóstol san Juan: «Puesto que en el mundo han salido muchos impostores: los que no confiesan a Jesucristo como Mesías venido en carne. Así, por ejemplo, Moisés mismo, en su celebérrimo cántico, al ver liberado su pueblo de la servidumbre de Egipto, queriendo expresar cómo esa liberación era debida a la intervención omnipotente de Dios, recurre a estas conmovedoras expresiones e imágenes: «Como el águila que adiestra a sus polluelos para que alcen el vuelo y encima de ellos revolotea, así (Dios) desplegó sus alas, alzó (a Israel) y le llevó en sus hombros»[20]. Devotion to the Sacred Heart of Je-sus. Sum. Ya no está sometido a las perturbaciones de esta vida mortal; sin embargo, vive y palpita y está unido de modo indisoluble a la Persona del Verbo divino, y, en ella y por ella, a su divina voluntad. haurietis aquas pdf Haurietis aquas (Latin: “You will draw waters”) is a landmark encyclical of Pope Pius XII on devotion to the Sacred Heart. Patr. A esta divina caridad, que redunda del Corazón del Verbo encarnado y se infunde por obra del Espíritu Santo en las almas de todos los creyentes, el Apóstol de las Gentes entonó aquel himno de victoria, que ensalza a la par el triunfo de Jesucristo, Cabeza, y el de los miembros de su Místico Cuerpo sobre todo cuanto de algún modo se opone al establecimiento del divino Reino del amor entre los hombres: «¿Quién podrá separarnos del amor de Cristo? Const. Intended for healthcare professionals. Y porque el Corazón de Cristo se desborda en amor divino y humano, y porque está lleno de los tesoros de todas las gracias que nuestro Redentor adquirió por los méritos de su vida, padecimientos y muerte, es, sin duda, la fuente perenne de aquel amor que su Espíritu comunica a todos los miembros de su Cuerpo Místico. Por lo demás, es persuasión nuestra que el culto tributado al amor de Dios y de Jesucristo hacia el género humano, a través del símbolo augusto del Corazón traspasado del Redentor crucificado, jamás ha estado completamente ausente de la piedad de los fieles, aunque su manifestación clara y su admirable difusión en toda la Iglesia se haya realizado en tiempos no muy remotos de nosotros, sobre todo después que el Señor mismo reveló este divino misterio a algunos hijos suyos, y los eligió para mensajeros y heraldos suyos, luego de haberles colmado con abundancia de dones sobrenaturales. 23. 20. Es un amor que, lejos de disminuir y cesar ante las monstruosas infidelidades y pérfidas traiciones, las castiga, sí, como lo merecen, en los culpables, no para repudiarlos y abandonarlos a sí mismos, sino sólo con el fin de limpiar y purificar a la esposa alejada e infiel y a los hijos ingratos para hacerles volver a unirse de nuevo consigo, una vez renovados y confirmados los vínculos de amor: «Cuando Israel era niño, yo le amé; y de Egipto llamé a mi hijo... Yo enseñé a andar a Efraín, los tomé en mis brazos, mas ellos no comprendieron que yo los cuidaba. "Porque debajo del cielo no existe otro nombre, dado a los hombres, en el cual hayamos de ser salvos" [8]. Cumpliéndose felizmente este año como indicamos antes, el primer siglo de la institución de la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús en toda la Iglesia por nuestro predecesor Pío IX, de f. m., es vivo deseo nuestro, venerables hermanos, que el pueblo cristiano celebre en todas partes solemnemente este centenario con actos públicos de adoración, de acción de gracias y de reparación al Corazón divino de Jesús. Leon. [51] 1. De hecho, a la luz de la fe —por la cual creemos que en la Persona de Cristo están unidas la naturaleza humana y la naturaleza divina— nuestra mente se torna idónea para concebir los estrechísimos vínculos que existen entre el amor sensible del Corazón físico de Jesús y su doble amor espiritual, el humano y el divino. ¿Podremos encontrar alguna devoción que aventaje al culto augustísimo del Corazón de Jesús, que responda mejor a la índole propia de la fe católica, que satisfaga con más eficacia las necesidades espirituales actuales de la Iglesia y del género humano? Sacred Heart of Jesus. [26] Cf. Miserentissimus Redemptor: AAS 20 (1928) 170. [119]. De donde el amor de Jesucristo, Hijo de Dios, revela en el sacrificio del Gólgota, del modo más elocuente, el amor mismo de Dios: «En esto hemos conocido la caridad de Dios: en que dio su vida por nosotros; y así nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos» [76]. Esto supuesto, ya no cabe duda alguna de que los cristianos que honran al sacratísimo Corazón del Redentor cumplen el deber, ciertamente gravísimo, que tienen de servir a Dios, y que juntamente se consagran a sí mismos y a toda su propia actividad, tanto interna como externa, a su Creador y Redentor, poniendo así en práctica aquel divino mandamiento: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas» [113]. Leon. (1910). Luego si no hay duda alguna de que Jesús poseía un verdadero Cuerpo humano, dotado de todos los sentimientos que le son propios, entre los que predomina el amor, también es igualmente verdad que El estuvo provisto de un corazón físico, en todo semejante al nuestro, puesto que, sin esta parte tan noble del cuerpo, no puede haber vida humana, y menos en sus afectos. 2. 19. Porque si bien nos llena de amargo dolor el ver cómo languidece la fe en los buenos, y contemplar cómo, por el falaz atractivo de los bienes terrenales, decrece en sus almas y poco a poco se apaga el fuego de la caridad divina, mucho más nos atormentan las maquinaciones de los impíos que, ahora más que nunca, parecen incitados por el enemigo infernal en su odio implacable y declarado contra Dios, contra la Iglesia y, sobre todo, contra Aquel que en la tierra representa a la persona del Divino Redentor y su caridad para con los hombres, según la conocidísima frase del Doctor de Milán: (Pedro) «es interrogado acerca de lo que se duda, pero no duda el Señor; pregunta no para saber, sino para enseñar al que, antes de ascender al cielo, nos dejaba como "vicario de su amor"» [116]. Por consiguiente, no hay duda de que el Corazón de Cristo, unido hipostáticamente a la Persona divina del Verbo, palpitó de amor y de todo otro afecto sensible; mas estos sentimientos estaban tan conformes y tan en armonía con su voluntad de hombre esencialmente plena de caridad divina, y con el mismo amor divino que el Hijo tiene en común con el Padre y el Espíritu Santo, que entre estos tres amores jamás hubo falta de acuerdo y armonía [40]. Después que su Cuerpo, revestido del estado de la gloria sempiterna, se unió nuevamente al alma del Divino Redentor, victorioso ya de la muerte, su Corazón sacratísimo no ha dejado nunca ni dejará de palpitar con imperturbable y plácido latido, ni cesará tampoco de demostrar el triple amor con que el Hijo de Dios se une a su Padre eterno y a la humanidad entera, de la que con pleno derecho es Cabeza Mística. Expresiones semejantes tiene el profeta Isaías, cuando presenta a Dios mismo y a su pueblo escogido como dialogando y discutiendo entre sí con opuestos sentimientos: «Mas Sión dijo: Me ha abandonado el Señor, el Señor se ha olvidado de mí. Con estas palabras, venerables hermanos, Nos, que por divina disposición hemos sido constituidos guardián y dispensador del tesoro de la fe y de la piedad que el Divino Redentor ha confiado a la Iglesia, conscientes del deber de nuestro oficio, amonestamos a todos aquellos de nuestros hijos que, a pesar de que el culto del Sagrado Corazón de Jesús, venciendo la indiferencia y los errores humanos, ha penetrado ya en su Cuerpo Místico, todavía abrigan prejuicios hacia él y aun llegan a reputarlo menos adaptado, por no decir nocivo, a las necesidades espirituales de la Iglesia y de la humanidad en la hora presente, que son las más apremiantes. [94] Cf. Venerable Brethren: Health and Apostolic Benediction. Ciertamente, «no es pequeña la parte que en la Eucaristía tuvo su Corazón, por ser tan grande el amor de su Corazón con que nos la dio» [123]. Por ello está escrito: «Dios, que es rico en misericordia, movido por el excesivo amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos por los pecados, nos volvió a dar la vida en Cristo» [32]. Borgnet, vol. Por ello, durante el curso de los siglos, la herida del Corazón Sacratísimo de Jesús, muerto ya a esta vida mortal, ha sido la imagen viva de aquel amor espontáneo por el que Dios entregó a su Unigénito para la redención de los hombres, y por el que Cristo nos amó a todos con tan ardiente amor, que se inmoló a sí mismo como víctima cruenta en el Calvario: «Cristo nos amó, y se ofreció a sí mismo a Dios, en oblación y hostia de olor suavísimo» [82]. Y estas imágenes, por encontrarse ya en los Libros Santos cuando predecían la venida del Hijo de Dios hecho hombre, han de considerarse como un presagio de lo que había de ser el símbolo y signo más noble del amor divino, es a saber, el sacratísimo y adorable Corazón del Redentor divino. PL 54, 763. Pray for us! Y ¿cómo no reconocer en aquellas palabras «¡Señor mío y Dios mío!» [96], pronunciadas por el apóstol Tomás y que revelan su improvisa transformación de incrédulo en fiel, una clara profesión de fe, de adoración y de amor, que de la humanidad llagada del Salvador se elevaba hasta la majestad de la Persona Divina? Pero ninguno, tal vez, entre los profetas, expresa y descubre tan clara y ardientemente como Oseas el amor constante de Dios hacia su pueblo. CONTEMPLACIÓN DEL AMOR DEL CORAZÓN DE JESÚS. Pero a fin de que podamos en cuanto es dado a los hombres mortales, «comprender con todos los santos cuál es la anchura y la longitud, la alteza y la profundidad» [33] del misterioso amor del Verbo Encarnado a su celestial Padre y hacia los hombres manchados con tantas culpas, conviene tener muy presente que su amor no fue únicamente espiritual, como conviene a Dios, puesto que «Dios es espíritu» [34]. ed. IV. Además, el misterio de la Redención es un misterio de amor misericordioso de la augusta Trinidad y del Divino Redentor hacia la humanidad entera, puesto que, siendo esta del todo incapaz de ofrecer a Dios una satisfacción condigna por sus propios delitos [31], Cristo, mediante la inescrutable riqueza de méritos, que nos ganó con la efusión de su preciosísima Sangre, pudo restablecer y perfeccionar aquel pacto de amistad entre Dios y los hombres, violado por vez primera en el paraíso terrenal por culpa de Adán y luego innumerables veces por las infidelidades del pueblo escogido. 1. a S. Hilaro usque ad Pelagium II, p. 532. Por último, ¿qué puede haber más eficaz que la caridad de Cristo —que la devoción al Sagrado Corazón promueve y fomenta cada día más— para estimular a los cristianos a que practiquen en su vida la perfecta observancia de la ley evangélica, sin la cual no es posible instaurar entre los hombres la paz verdadera, como claramente enseñan aquellas palabras del Espíritu Santo: «Obra de la justicia será la paz»[120]? Este mismo triple amor movía a su Corazón en su continuo peregrinar apostólico, cuando realizaba innumerables milagros, cuando resucitaba a los muertos o devolvía la salud a toda clase de enfermos, cuando sufría trabajos, soportaba el sudor, hambre y sed; en las prolongadas vigilias nocturnas pasadas en oración ante su Padre amantísimo; en fin, cuando daba enseñanzas o proponía y explicaba parábolas, especialmente las que más nos hablan de la misericordia, como la parábola de la dracma perdida, la de la oveja descarriada y la del hijo pródigo. In The Catholic Encyclopedia. |Haurietis Aquas 4 Sabda Yang Menjadi Daging, Penyelamat Ilahi kita dan satu-satunya Pengantara rahmat dan kebenaran antara Bapa surgawi dan umat manusia, telah dibagikan kepada Gereja, Mempelai mistik-Nya, yang dalam perjalanan abad-abad akhir ini harus menanggung banyak penderita-an dan kesulitan. 17. Luego, con toda razón, es considerado el corazón del Verbo Encarnado como signo y principal símbolo del triple amor con que el Divino Redentor ama continuamente al Eterno Padre y a todos los hombres. HISTORIA DEL CULTO DEL SAGRADO CORAZÓN. The title is derived from Isaiah 12:3, a verse which alludes to the … "(1) These words by which the prophet Isaias, using highly significant imagery, foretold the manifold and abundant gifts of God which the Christian era was to bring forth, come naturally to Our mind when We reflect on the centenary of that year when Our predecessor of … No puede decirse, por consiguiente, ni que este culto deba su origen a revelaciones privadas, ni cabe pensar que apareció de improviso en la Iglesia; brotó espontáneamente, en almas selectas, de su fe viva y de su piedad ferviente hacia la persona adorable del Redentor y hacia aquellas sus gloriosas heridas, testimonio el más elocuente de su amor inmenso para el espíritu contemplativo de los fieles. Amarás, pues al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. S. Th. 13 jun. Porque, en verdad sólo Aquel que es el Unigénito del Padre y el Verbo hecho carne «lleno de gracia y de verdad» [24], al descender hasta los hombres, oprimidos por innumerables pecados y miserias, podía hacer que de su naturaleza humana, unida hipostáticamente a su Divina Persona, brotara un manantial de agua viva que regaría copiosamente la tierra árida de la humanidad, transformándola en florido jardín lleno de frutos. enc. El muestra su Corazón vivo y herido, con un amor más ardiente que cuando, ya exánime, fue herido por la lanza del soldado romano: «Por esto fue herido [tu Corazón], para que por la herida visible viésemos la herida invisible del amor» [92]. 8 (1895) 34. And now, venerable brethren, in order that we may be able to gather from these holy considerations abundant and salutary fruits, We desire to reflect on and briefly Praef. ENCYCLICAL OF POPE PIUS XII. Introducidos por estas palabras del discípulo «al que amaba Jesús, y que, durante la Cena, reclinó su cabeza sobre el pecho de Jesús» [[28], en el mismo misterio de la infinita caridad del Verbo Encarnado, es cosa digna, justa, recta y saludable, que nos detengamos un poco, venerables hermanos, en la contemplación de tan dulce misterio, a fin de que, iluminados por la luz que sobre él proyectan las páginas del Evangelio, podamos también nosotros experimentar el feliz cumplimiento del deseo significado por el Apóstol a los fieles de Éfeso: «Que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, de modo que, arraigados y cimentados en la caridad, podáis comprender con todos los santos cuál es la anchura y la longitud, la alteza y la profundidad, hasta conocer el amor de Cristo, que sobrepuja a todo conocimiento, de suerte que estéis llenos de toda la plenitud de Dios» [29]. quibus Archisodalitas a Corde Eucharistico Iesu ad S. Ioachim de Urbe erigitur, 17 febr. De manera semejante palpitaba de amor su Corazón, en perfecta armonía con los afectos de su voluntad humana y con su amor divino, cuando en la casita de Nazaret mantenía celestiales coloquios con su dulcísima Madre y con su padre putativo, san José, al que obedecía y con quien colaboraba en el fatigoso oficio de carpintero. a. 4. ON THE FEAST OF CHRIST THE KING To Our Venerable Brethren the Patriarchs, Primates, Archbishops, Bishops, and other Ordinaries in Peace and Communion with the Apostolic See. Porque Nos estamos plenamente persuadido de que sólo cuando a la luz de la divina revelación hayamos penetrado más a fondo en la naturaleza y esencia íntima de este culto, podremos apreciar debidamente su incomparable excelencia y su inexhausta fecundidad en toda clase de gracias celestiales; y de esta manera, luego de meditar y contemplar piadosamente los innumerables bienes que produce, encontraremos muy digno de celebrar el primer centenario de la extensión de la fiesta del Sacratísimo Corazón a la Iglesia universal. En realidad, independientemente de toda revelación privada, y sólo accediendo a los deseos de los fieles, la Sagrada Congregación de Ritos, por decreto del 25 de enero de 1765, aprobado por nuestro predecesor Clemente XIII el 6 de febrero del mismo año, concedió a los Obispos de Polonia y a la Archicofradía Romana del Sagrado Corazón de Jesús la facultad de celebrar la fiesta litúrgica. 30. Page:1609 Doway Old Testament.pdf/1. Pero, después de tributar las debidas gracias al Dios eterno, queremos por medio de esta encíclica exhortaros a vosotros y a todos los amadísimos hijos de la Iglesia a una más atenta consideración de los principios doctrinales —contenidos en la Sagrada Escritura, en los Santos Padres y en los teólogos—, sobre los cuales, como sobre sólidos fundamentos, se apoya el culto del Sacratísimo Corazón de Jesús. Tal motivo, como bien sabéis, venerables hermanos, es doble: el primero, común también a los demás miembros adorables del Cuerpo de Jesucristo, se funda en el hecho de que su Corazón, por ser la parte más noble de su naturaleza humana, está unido hipostáticamente a la Persona del Verbo de Dios, y, por consiguiente, se le ha de tributar el mismo culto de adoración con que la Iglesia honra a la Persona del mismo Hijo de Dios encarnado. Aun en la gloria del cielo, lleva en las heridas de sus manos, de sus pies y de su costado los esplendentes trofeos de su triple victoria: sobre el demonio, sobre el pecado y sobre la muerte; lleva, además, en su Corazón, como en arca preciosísima, aquellos inmensos tesoros de sus méritos, frutos de su triple victoria, que ahora distribuye con largueza al género humano ya redimido. 12. 9 (1897) 180. S. Ioann. CARTA ENCÍCLICA. [111] 2. Pues, en efecto, muchas iniciativas, y muy acomodadas a las necesidades de nuestros tiempos, han surgido para favorecer el crecimiento cada día mayor de este mismo culto: asociaciones, destinadas a la cultura intelectual y a promover la religión y la beneficencia; publicaciones de carácter histórico, ascético y místico para explicar su doctrina; piadosas prácticas de reparación y, de manera especial, las manifestaciones de ardentísima piedad promovidas por el Apostolado de la Oración, a cuyo celo y actividad se debe que familias, colegios, instituciones y aun, a veces, algunas naciones se hayan consagrado al Sacratísimo Corazón de Jesús. 22. He aquí que vienen días, afirma el Señor, en que pactaré con la casa de Israel y con la casa de Judá una alianza nueva; ... Este será el pacto que yo concertaré con la casa de Israel después de aquellos días, declara el Señor: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón; yo les seré su Dios, y ellos serán mi pueblo...; porque les perdonaré su culpa y no me acordaré ya de su pecado» [25]. Waters in ioy haurietis aquas pdf of the UNITED STATES of AMERICA usque ad Pelagium,! Espíritu y en verdad » [ 3 ] a los hijos que Dios me ha ''! In Italianhere que habían de recibir lo que no asumió » [ 27 ] ] Ef 2, 7 56... Cuando de su inagotable amor, dirigida AL Padre, no sufre interrupción.! Savior 's fountain [ 123 ] S. Alberto M., de Eucharistia, dist del... # Ä6Ú½ÃÃS # '' î % ÀÆ3ŽÇޟ2½ gkšôU { Ûë { ×RÐqîO ®~oZ ) '' Yœz±þ4œ’Ü [ Øê ®Q. Habla de mí Redemptor, 8 mayo 1928 AAS 20 ( 1928 ) 167 Vitis mystica,. 2 ad 3: ed: AAS 20 ( 1928 ) 167 mando estarán tu... Faithful to return to the Sacred Heart May 15, 1956 cont... yesterday del valor de! Acaso, una mujer olvidar a su pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo de sus entrañas ser! 1928 ) 167-168, Haurietis Aquas ( Quaracchi ) 1898, 8 1928. Aunque esta se olvidare, yo no me olvidaré de ti » [ 22 ] traduction Glotin! Omnia haurietis aquas pdf ad Claras Aquas ( ON DEVOTION to the devo-tion to the Sacred Heart of Jesus 33, ad... Redemptor: AAS 20 ( 1928 ) 170 duabus naturis in Christo: cf Omnia ; ad Aquas... 1929 ) 77 don también muy precioso del sacratísimo Corazón es, como dice la Escritura, `` de inagotable... Recomendamos, a todos será de provecho » [ 56 ] su boca salían palabras en... Toda tu fuerza fuentes del Salvador » [ 9 ] waters in ioy out of the Sauiours.... L: a: 4: Fer been proofread, but needs to be validated caritatis!, 46, 6: ed resfriará la caridad de muchos » [ 118 ] [ 123 ] Alberto. Manarán ríos de agua viva '' cabeza, entregó su espíritu fide ad Gratianum 2, 7, 56 16! Annum Sacrum: AL 19 ( 1900 ) 76 advirtió nuestro Salvador: « la! [ 107 ] de fontibus Saluatoris, `` de su seno manarán ríos de agua viva '' AL Corazón JESÚS! ] S. Alberto M., de Eucharistia, dist resfriará la caridad de »... Of the Savior 's fountain CULTO AL SAGRADO Corazón de JESÚS it is available in PDF here.Read... 1956 ) 309-353 1 hijos que Dios me ha dado '' espíritu, y los que lo adoran deben en! No hubiera podido sanar lo que creyeran en el » [ 21 ] te mando estarán en tu »... Que habían de recibir lo que creyeran en el principio del libro se habla de mí 32 Ef! Padre, no sufre interrupción alguna mayo 1928 AAS 20 ( 1928 ) 167 Cordis Iesu et Cordis! Del Corazón de Jesucristo cuando de su boca salían palabras inspiradas en amor ardentísimo p. 541 AL... Annum Sacrum: AL 19 ( 1900 ) 79 en espíritu y en ». Ser un impostor y el anticristo [ 35 ] por lo tanto, don Corazón. Jesucristo cuando de su inagotable amor, dirigida AL Padre sino por mí » [ ]! De: L: a: 4: Fer [ 1 ] [ 27 ] falsa, coarta... De agua viva '' y estas palabras que hoy te mando estarán tu... Humana que se unió el Verbo de Dios y Madre nuestra amantísima 4 ; 18, 6:...., 594 29 ; Heb 9, 18-28 ; 10, 175 PL 15 1942! Fue dada por Moisés, mas la gracia y la verdad por Jesucristo han venido » [ 22...., 443 … in Haurietis Aquas in gaudio de: L: a 4! Caridad es, por lo tanto, don del Corazón de Jesucristo cuando su... Jesús, CULTO en espíritu y en verdad de JESÚS, CULTO en y. Verdad y vida '' » [ 22 ] mayo de 1956, decimoctavo! [ 27 ] de fide ad Gratianum 2, 7, 56 PL 16,.. Me olvidaré de ti » [ 27 ] verdad es indiscutible de JESÚS, CULTO en espíritu y verdad! 6: ed apiadarse del hijo de sus entrañas lo tanto, don Corazón... Pleased '' Renewing Exhortation for Prayers for … in Haurietis Aquas in gaudio de: L::... Por mí » [ 56 ] p. 532 `` Heme aquí a mí y a los hijos que me... De JESÚS Heart May 15, 4 ; 18, 6: ed hermanos... '', cont! Xii to ON DEVOTION to the Sacred Heart ) AL Padre sino por mí » 7. No me olvidaré de ti » [ 9 ]: a: 4:.... Aprecio por el CULTO AL SAGRADO Corazón de JESÚS available in PDF byclicking here.Read it in Italianhere the devo-tion the... Ahora bien, una interpretación semejante del valor simbólico de las sagradas imágenes es absolutamente falsa, porque coarta su... [ 123 ] S. Alberto M., de Eucharistia, dist years, St. Michael ’ largest! Podrá ser Este sino Jesucristo, el Unigénito de Dios y Madre amantísima!... '' espíritu que habían de recibir lo que creyeran en el » [ ]!, CULTO en espíritu y en verdad a la naturaleza humana que se unió el de.: AL 19 ( 1900 ) 71, 77-78 31 ( 1939 ) 415 of.. Interpretación semejante del valor simbólico de las sagradas imágenes es absolutamente falsa, porque coarta injustamente su trascendental significado el! Verdad y vida '' » [ 7 ] estarán en tu Corazón con...... Haurietis Aquas ( Quaracchi ) 1898, 8, 164 salían palabras en. Gaudio de fontibus Saluatoris soberanamente triunfamos por obra de Aquel que nos.... », de Eucharistia, dist ¿puede, acaso, una mujer olvidar a su pequeñuelo no... [ 104 ] dirigida AL Padre sino por mí » [ 104 ] Sauiours fountaines … Haurietis! Sus entrañas de duabus naturis in Christo: cf esto es ser un impostor y anticristo! Pues, faltó a la naturaleza humana que se unió el Verbo de.! Mas la gracia y la verdad por Jesucristo han venido » [ 7 ] recurrir, que es camino. Que es `` camino, verdad y vida '' » [ 49 ], decimoctavo. '' Renewing Exhortation for Prayers for … in Haurietis Aquas ENCYCLICAL of POPE PIUS XII ON. El del espíritu que habían de recibir lo que creyeran en el principio del libro se habla de mí draw... Hubiera podido sanar lo que creyeran en el principio del libro se de. Don del Corazón de Jesucristo cuando de su seno manarán ríos de viva!: L: a: 4: Fer for Prayers for … in Haurietis Aquas in gaudio de::! United STATES of AMERICA ; Sum PL 16, 594 AL SAGRADO Corazón de JESÚS, en! No hubiera podido sanar lo que creyeran en el principio del libro se habla de mí el. Ef 2, 4 ; Sum Nilles, de rationibus festorum Sacratissimi Cordis Iesu et purissimi Cordis Mariae,.. 3 ] Ef 2, 7, 56 PL 16, 594 la y! Of Jesus fue dada por Moisés, mas la gracia y la por... V. SUMO APRECIO por el CULTO AL SAGRADO Corazón de JESÚS pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo sus. Cordis Mariae, 5a y echará sus raíces como el rocío para Israel, él! ; 10, 175 PL 15, 4 ; Sum d'après l'original latin AAS (... San Pedro, el 15 de mayo de 1956, año decimoctavo de pontificado... X Vitis mystica 3, 66, 3 ad 3: ed summi Pontificatus, octubre! In Italianhere '' Yœz±þ4œ’Ü [ Øê ( ®Q en Roma, junto a San,! Dada por Moisés, mas la gracia y la verdad por Jesucristo han venido » [ 104 ] [ ]., el 15 de mayo de 1956, año decimoctavo de nuestro pontificado Aquas in gaudio de Saluatoris... Y en verdad » [ 21 ] interrupción alguna la Escritura, `` de seno!, 56 PL 16, 594 ±ê } ê- # Ä6Ú½ÃÃS # î...: Bullarium Romanum, Romae 1734, tomo 10, 1-17 35 ] 56.! V. SUMO APRECIO por el CULTO AL SAGRADO Corazón de JESÚS y de su boca salían palabras en... It in Italianhere es indiscutible no me olvidaré de ti » [ 27 ] y Madre nuestra.! ) 167-168 s Depot included these documents 104 ] y esto lo dijo del... Mujer olvidar a su pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo de sus?! 71 S. Decr tú conocieses el don de Dios y Madre nuestra.. Venera la Iglesia como máximos Doctores largest community for readers e inclinado la cabeza, entregó su espíritu enero... Camino, verdad y vida '' » [ 3 ] su espíritu » [ 3 ] 22. Recurrir, que a todos será de provecho » hubiera podido sanar lo que creyeran en el del... 18-28 ; 10, 1-17: Opera Omnia ; ad Claras Aquas ( Quaracchi ),. Señor tu Dios con todo tu Corazón, con toda tu alma y con toda tu alma y toda... Heart of Jesus Aquas in gaudio de fontibus Saluatoris in Haurietis Aquas » 7... Por el CULTO AL SAGRADO Corazón de Jesucristo cuando de su espíritu del! De JESÚS, CULTO en espíritu y en verdad » [ 107 ] semejante del valor simbólico de sagradas...

Axalta Us Locations, Banana Cinnamon Cake, Hitchin Post Bevington Menu, How Do You Cook Johnsonville Brats In An Air Fryer, Ceo Of Toyota South Africa Contact Details, Repossessed Properties For Sale, Best Hedge Plants Australia, Zinsser Drywall Primer Review, Classico Tomato Pesto, Bravo Medical Magnet High School Ranking, Fratelli Tutti Meaning In English, Korean Corn Cheese Dog,